Victoria y César, la denominada “Pareja Tekila”, es una de las pocas parejas que ha tenido una química explosiva en la pantalla chica. Juntos han compartido una serie de proyectos televisivos, los cuales nos han hecho vivir cientos de momentos especiales.

Se conocieron en “Abrázame muy fuerte” en el año 1999 bajo la producción de Salvador Mejía. El personaje de César, “Federico Rivero”, fue el villano de la historia y le hizo la vida de cuadritos a su esposa “Cristina Álvarez”, interpretado por Ruffo, pero a pesar de que Évora era un ser despiadado en el melodrama, el público quería que su personaje se quedara con el de Victoria, iniciando así el camino de lo que sería una pareja única y querida a nivel mundial.

Años más tarde, en el 2005, se vuelven a reencontrar en “La Madrastra” una adaptación de la novela Chilena del mismo nombre, y nuevamente de la mano de Salvador Mejía. Aquí sus personajes encarnaban a una pareja de ex esposos. “María Fernández”, personaje interpretado por Ruffo, fue condenada a cadena perpetua por un crimen que no cometió y por el cual fue separada injustamente de sus hijos. Veinte años más tarde y gracias a un indulto, regresa a reclamar justicia.  A su regreso, María se vuelve a encontrar con su ex esposo “Esteban San Román”, papel interpretado por Évora, dándose cuenta de que el amor entre ambos seguía más vivo que nunca. Es en ésta telenovela en donde surge el famoso seudónimo de “Pareja Tekila”, un apodo que llegaría para dejar huella tanto en Victoria y César, como en las miles de fanáticas de la pareja.

En el año 2010 se estrena “Triunfo del amor” producida por Mejía, remake de la telenovela Cristal y segunda adaptación luego de “El privilegio de amar”. Aquí Victoria encarna a una mujer dura, dueña de una casa de modas que luego de la infidelidad de su marido vuelve a encontrar el amor, pero ésta vez, y a diferencia de la versión original, en los brazos de un apuesto doctor que aparece casi al final de la historia y logra que su hija vuelva a caminar. “Heriberto Ríos Bernal”, interpretado por César, se enamora perdidamente de “Victoria Gutiérrez” y ella finalmente le corresponde, logrando así que triunfe el amor. César entró en la etapa final de la historia por petición del público pero gracias a una serie de votaciones y a la intervención de Victoria, se quedó con la cereza del pastel.

En el año 2016 ambos vuelven en una producción de Salvador Mejía, interpretando a “Inés Huerta” y “Victoriano Santos” respectivamente. Una pareja que fue separada por la ambición y astucia de Loreto, el villano de la trama. Luego de años viviendo bajo el mismo techo como patrón y empleada, Victoriano e Inés se sinceran y reconocen su amor, pero se presentan nuevas dificultades que deben superar para por fin vivir su amor libremente.

20151114181414.jpg

En el año 2019, luego de una breve pausa, Victoria y César vuelven a trabajar juntos, por primera ocasión en teatro, con "Las Arpías" con los papeles de Gabriela y Marcelo, pero esta vez bajo el rol de amantes. Ésta vez la trama gira alrededor del supuesto asesinato de Marcelo, un multimillonario que es encontrado muerto en su casa de campo por su hija menor, justo en la víspera de navidad. En dicha casa solamente hay ocho mujeres presentes y todas son señaladas como sospechosas pues todas tenían motivos de sobra para haber cometido el crimen, incluso Gabriela: antigua stripper y quien se hace pasar por la hermana menor de Marcelo para que nadie se entere que son amantes. Es así que se da inicio a una serie de acontecimientos para tratar de descubrir a la verdadera asesina de Marcelo.

Hay damas, mujeres, señoras y arpías...

¿Cuál de ellas eres tú?

Es así como nuestra amada Pareja Tekila nos ha hecho reír, llorar e ilusionarnos con cada una de las historias y vivencias contadas a través de sus personajes.